Arqueología y Arquitectura

October 16, 2009
Montículo 54, casi completamente liberado (Cuevas 1970)

Montículo 54, casi completamente liberado (Cuevas 1970)

Entre los estudiantes, generalmente existe un error muy común, que consiste en considerar solamente un aspecto de la Arquitectura al relacionarla con la Arqueología: las técnicas constructivas. A pesar de que este tema tenga por sí mismo una relevancia muy alta, la Arquitectura también puede contribuir a la Arqueología a través del estudio de los arreglos formales de los edificios, así como de los patrones de asentamiento; por citar dos ejemplos. Ambas perspectivas toman en cuenta la forma en que las sociedades organizaron y transformaron su paisaje, topografía y ambiente en general. Los arreglos formales se refieren a la forma en que los edificios fueron distribuidos, mientras que los patrones de asentamientos estudian en general la distribución de la ocupación en forma sincrónica y diacrónica. Por lo tanto, ambos enfoques están relacionados a tradiciones, pensamientos e ideas de los pueblos pretéritos.

En El Carrizal, Bertha Cuevas tuvo la oportunidad de liberar (término técnico para descubrir) un montículo completo (el 54) durante sus excavaciones de 1961 y 1962. Su investigación mostró que los carrizaleños eran constructores bien calificados, que utilizaron recursos locales (como las rocas calizas) para sus edificaciones. El proceso incluía preparar estas rocas como grandes ladrillos para sus paredes, que tomaban la forma de cuadrados rellenos de tierra, fragmentos cerámicos y pequeñas piedras. También contaban con pisos de estuco.

Montículo 38, excavado por Cuevas (1970)

Montículo 38, excavado por Cuevas (1970)

Durante nuestro reconocimiento de superficie, detectamos que todos los edificios eran cuadrangulares. También encontramos un par de estructuras que nos permitieron hacer comparaciones acerca de las técnicas constructivas. Los resultados preliminares indican que esta tradición se inició durante el Formativo y continuó durante el Clásico.

Además, hemos ya hecho algunas interpretaciones tentativas acerca del arreglo formal de los edificios de El Carrizal. En general, podríamos decir que las casas y estructuras cívicoceremoniales eran construidas en líneas orientadas Oeste-Este. Este patrón O-E está presente en la mayoría de las ocupaciones reportadas durante nuestra investigación que abarcó 13.2 kilómetros cuadrados. Por otra parte, la tradición O-E contrasta con el patrón de la Planicie Costera, que es Norte-Sur. Estos temas generan muchas preguntas: ¿el arreglo de los asentamientos es un indicador de las estructuras sociales y las concepciones religiosas? ¿O se trata de una combinación de estos factores combinados con las características geográficas regionales? A través de los siguientes reconocimientos de superficie y excavaciones, deberemos enfrentar estos desafiantes interrogantes.

M2076, reportado durante la primera temporada de reconocimiento de superficie.

M2076, reportado durante la primera temporada de reconocimiento de superficie.

Leave a Reply