Huracán Karl: Desastres naturales y ocupaciones humanas

December 8, 2010

El 16 de septiembre del 2010 el Huracán Karl golpeó las costas del Golfo de México, a la altura del poblado de Villa Rica, el mismo lugar por donde Hernán Cortes, el conquistador, llegara a México. Un día antes, los integrantes del equipo decidimos celebrar el día de la Independencia de México justo en las playas de Villa Rica. Como estábamos tan enfocados en nuestra investigación, y debido a que no tenemos televisión, radio o internet en el campamento ignorábamos la peligrosidad del evento. Afortunadamente regresamos a tiempo para proteger los pozos de excavación y reducir los daños. Desafortunadamente, muchas personas junto con sus casas y carros, fueron arrastrados por las crecidas de los ríos. El Río La Antigua es un destino turístico bastante peligroso para aquellos que gustan del rafting y los deportes extremos. Debido a la cantidad de agua que acarreo el huracán Karl se produjeron desastres de proporciones épicas. En algunos puntos, el río se expandió hasta 100 metros y creció entre 5 y 7 metros sobre su cauce actual, creando nuevos ríos y depositando metros de sedimento.

Lamentablemente, para todos nosotros algunas personas que apreciábamos están desaparecidas o han fallecido; debido a que no se tomaron las medidas de seguridad necesarias en puentes o caminos que no estaban estructuralmente preparados para un desastre de esta magnitud.

La totalidad de nuestro equipo estuvo a la disposición de la comunidad en la búsqueda de sobrevivientes o cuerpos humanos en las márgenes de los ríos durante la semana posterior al evento. Subiremos un video tomado el 17 de Septiembre en las excavaciones para que puedan observar la situación en un lugar donde, afortunadamente, no hubo afectaciones en comparación con comunidades como El Mango, El Faisán y El Salmoral.

Como arqueólogos, tuvimos que continuar con nuestros recorridos de superficie y excavaciones. Desde entonces nos hemos estado preguntando acerca de las implicaciones que este tipo de eventos naturales tiene sobre los sitios prehispánicos. ¿Acaso esta es una de las razones por la cual no se hallan contextos primarios de asentamientos tempranos? Sabemos que las sociedades del Formativo Temprano prefirieron asentarse en las márgenes de los ríos. Nosotros hemos localizado materiales del Formativo Temprano pero completamente fuera de contexto. Debemos considerar y estudiar la posibilidad de que otros “Karls” hayan sido los causantes de esta distorsión en los contextos originales, para lograr así explicar la historia completa de los patrones de asentamiento en nuestra región de estudio.

Leave a Reply